UN CENTRE SOLIDARI

diumenge, 13 de juliol de 2014

LES VELLES BUTAQUES DEL TEATRE


 


L'operació d'acollida de les velles butaques del teatre ha estat un èxit i totes les que s'han pogut salvar han trobat una destinació com a element decoratiu d'un nou entorn i record d'una època. A més d'un se li trencava el cor en veure les butaques fora del teatre i com han anat desapareixent. Nosaltres, però, estem contents de l'acollida que ha tingut la iniciativa i de l'interès que han mostrat amics, veïns i vells coneguts dels teatres o, simplement, persones sensibles. Hem dit adéu a les velles butaques però altres els han donat la benvinguda.

Vegeu un exemple publicat al bloc Diario de un ocioso, de Xavi:


Diario de un ocioso

Cuentos alegres de un ocioso amateur
Viernes, 11 de julio de 2014

Algún día a principios de los ochenta: El cine se ha convertido en una de mis aficiones y uno de los principales motivos para moverme por la ciudad. En uno de mis viajes aterrizo en el Cinestudio Spring, en esos años un cine de repertorio con un siempre atractivo doble programa. No recuerdo que vi ni quien me acompañaba.

Mayo de 1984: El Spring cierra sus puertas tras 73 años de historia. El edificio será derribado un año después para edificar viviendas, pero sus butacas han viajado hasta la platea del  Teatre de Sarrià.

Julio de 2014: Han pasado 30 años. El Teatre de Sarrià se reforma y regala sus butacas. Gracias a la generosidad del teatro, a Llorenç i a Montserrat que me lo pusieron muy fácil, a Jordi R. que puso el coche y toda la ayuda para el traslado y al Diógenes que María José me ha contagiado después de tantos años, cuatro de ellas acaban en Graceland (quizá, entre ellas, la misma en la que me senté hace más de 30 años).

Diario de un Ocioso cumple hoy años… y van 11.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada